viernes, 13 de enero de 2012

APERITIVOS Y SALSAS - Salmorejo

Siempre digo que yo me alimentaría a base de salmorejo y aceitunas...No puedo resistirme a él, y me da igual la época del año. Hoy os reto a que lo hagáis vosotros mismos.
El origen del salmorejo como lo conocemos hoy en día se remonta a principios del siglo XX en Andalucía. Y poco a poco se fue exportando al exterior a lo largo del siglo. Aunque ya en los orígenes árabes de la cocina del califato cordobés se hacía una receta parecida: un majado a base de aceite, vinagre, sal, ajo y migas de pan.
Será a partir del siglo XV, una vez que llega el tomate a España por medio de Cristobal Colón, cuando empiezan a introducirlo en la receta del majado.
Sólo hay que probar el salmorejo para empezar a amarlo. Y si no que se lo diga a el ex-presidente francés Jacques Chirac, que en su última visita a nuestra país no pudo ocurtar su gusto por el salmorejo cordobés.
Comezamos.


   Ingredientes:
1 kg. de tomates maduros.
200 gr. de pan.
2 dientes de ajo.
200 ml. de aceite de oliva.
30 gr. de vinagre de Jerez.
Sal.

   Preparación:
En primer lugar, pelamos los tomates y el diente de ajo y lo trituramos juntos con la batidora. Añadimos al vaso el pan remojado con un poco de agua, el aceite, el vinagre y la sal, y batimos todo muy bien el tiempo que sea necesario para que no queden grumos.

Para terminar, servimos presentado en un bol grande o algunos individuales.
A mi como más me gusta es con huevo y jamón picadito por encima. Pero he visto de todo: atún, más pan, patatas fritas, anchoas, bacalao... Hacedlo a vuestro gusto.

¡Me encanta!

No hay comentarios:

Publicar un comentario