jueves, 13 de octubre de 2011

APERITIVOS Y SALSAS - Patatas alioli al horno

En Sevilla, las tapas de "papas alioli" son más comunes con patatas hervidas en vez de fritas, pero para el posterior toque de horno las patatas fritas son perfectas.
El alioli es una salsa tradicional en regiones e islas del arco mediterráneo entre España, Francia e Italia, que va desde la Región de Murcia a Calabria, pasando por la Comunidad Valenciana, Cataluña, Provenza o Liguria. Pero su origen se remonta a los tiempos de los romanos, quienes lo habrían obtenido de los egipcios y lo generalizaron por Italia y Sicilia. Los andalusíes, a su vez, lo habrían llevado hacia tierras valencianas, cuya receta se mantiene hoy en día, extendiéndose hacia Provenza e Islas Baleares.
Según algunos puristas, el nombre alioli se puede aplicar sólo a la emulsión de ajo y aceite que no tiene más ingredientes que ajos crudos, aceite y sal. Ahora bien, es tremendamente difícil conseguir que el ajo emulsione, y son contadísimas las personas capaces de preparar un alioli propiamente dicho sin que se corte. Por ello hay una gran controversia con respento a la extendidísima receta de mayonesa con ajo, que también es considerada alioli por muchos y  tildada de sacrilegio para los que viven en las regiones de donde esta salsa es originaria y popular.
Ya no me enrollo más y sólo os digo que en la última comida familiar fué el plato estrella, por su sabor y por su originalidad...y si no que se lo pregunten a mi primo Ángel, que repitió y se llevó lo poco que sobró en un tupper.



   Ingredientes:
- PARA EL ALIOLI:
120 cc. de aceite de oliva.
120 cc. de aceite de girasol
1 huevo
3 dientes de ajo
Sal

- PARA LAS PATATAS:
3 patatas grandes
1 cebolla grande
Aceite de oliva
Sal y pimienta
1 cucharadita de comino en grano

   Preparación:
En primer lugar, cortamos la cebolla en juliana muy finita y se saltea en un poco de aceite junto con la sal, la pimienta y el comino, hasta que quede muy tierna.
Mientras, pelamos y cortamos las patatas en rodajas de medio centimetro de expesor aproximadamente, y las freimos en abundante aceite hasta que se doren un poco. Depués se escurren y se reservan.
Por último, preparamos el alioli poniéndo en un vaso alto de batidora los dientes de ajo ya pelados y picados junto con el aceite, la sal y el huevo. Y se bate todo a velocidad alta sin levantar la batidora de la base del vaso.
Para terminar, preparamos una fuente poniéndo la cebolla y las patatas y lo cubrimos todo con el alioli. Metemos en el horno el recipiente a 230º C unos 6 o 7 minutos hasta que se dore la superficie (no mucho) y quede crujiente.

¡A disfrutar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario