lunes, 17 de octubre de 2011

APERITIVOS Y SALSAS - Bechamel

Hoy os dejo una de las recetas más útiles que existen, ya que puede ser base o protagonista de muchos platos: La bechamel.
Esta salsa, también denominada salsa blanca o besamel, es más bien espesa y se elabora añadiendo leche a un roux (una harina sofrita en una grasa que por regla general es mantequilla o margarina).
No se sabe con certeza si su origen es italiano o francés, y se emplea fundamentalmente en la elaboración de gratín de platos que contienen pasta y/o ciertas verduras, tanto en las cocinas profesionales como amateur.
Los ingredientes de esta salsa han ido cambiando a lo largo de los últimos años, pero casi siempre han sido una mezcla de una salsa blanca (grasa hervida más harina en lo que se denomina un roux) diluida con leche o nata (puede ser Crèm fraîche ó Crème double).
El empleo de la leche o de la nata tiene como finalidad por una parte la de apagar el sabor de la harina caliente y por otra parte la de diluir la mezcla. La mezcla de harina y mantequilla se denomina en la cocina francesa beurre manié.
A mi, la verdad sea dicha, donde más me gusta es en las croquetas...¡mmm!

   Ingredientes:
1/2 l. de leche
50 gr. de harina
50 gr. de mantequilla
Sal, pimienta y nuez moscada

   Preparación:
Para empezar, derretimos la mantequilla en un cazo antiadherente y añadimos la harina de una sola vez. Inmediatamente retiramos del fuego para elaborara la mezcla con la ayuda de una cuchara de madera intentando disolver todos los grumos que aparezcan.
A continuación, añadimos al cazo un poco de leche caliente y movemos rápidamente hasta que el compuesto esté más o menos denso.
Seguidamente, se añade un poco más de leche y amalgamos la mezcla con ayuda de unas varillas.
Para terminar, volvemos a colocar el cazo a fuego lento durante unos 10 minutos y, durante la cocción, mientras la leche se absorve, se vierte más cantidad hasta acabar con ella.
Como punto final, añadimos sal, pimienta y nuez moscada a nuestra bechamel y retiramos del fuego.
A imaginar se ha dicho, usad esta salsa para vuestros canelones, vuestras espinacas gratinadas o vuestras miles de croquetas (de gambas, de cocido, de jamón, de atún, de verduras...). ¡Riquísimo! 


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario