martes, 18 de octubre de 2011

VERDURAS Y LEGUMBRES - Flan de calabacín con mayonesa de piquillo

¿Tenéis una fiesta, un cumple o una cenita familiar?: Esta es vuestra receta. Es una opción estupenda como aperitivo o incluso como guarnición de un pescadito o de algún otro plato principal.
La base de este flan es el calabacín, un vegetal ligero y muy agradecido para cualquier receta...incluso para dulces. Pertenece a la familia de las cucurbitáceas, que comprende unas 850 especies de plantas, en su mayoría herbáceas, trepadoras o rastreras, que producen frutos grandes y protegidos por una corteza firme. Frutas como la sandía y el melón pertenecen a esta misma familia, junto con hortalizas tan comunes como el pepino o la calabaza.
El origen del calabacín no es bien conocido, aunque si existen pruebas de que ya eran consumidos por los egipcios y posteriormente por griegos y romanos. Sin embargo, fueron los árabes quienes extendieron su cultivo por las regiones mediterráneas, donde se convirtió en un alimento de consumo habitual en la Edad Media
Manos a la obra con nuestro flan.

   Ingredientes:
2 calabacines
1/2 cebolla
4 huevos
2 tazas de leche
Aceite de oliva
Sal
200 gr. de pimientos del piquillo de lata
200 gr. de mayonesa (podéis elaborarla vosotros si queréis)

   Preparación:
Empezamos lavando y picando los calabacines en trocitos pequeños, con la piel incluida, y rehogándolos en un poco de aceite de oliva junto con la cebolla picadita y una pizca de sal hasta que se doren.
A continuación, en un bol grande mezclamos la leche con los huevos bien batidos y le agregamos los calabacines ya salteados.
Tomamos un molde "tipo pudín", lo engrasamos un poco de aceite y vertemos la mezcla anterior.
Para terminar el flan, calentamos en el horno a 150º C unos 45 minutos (o hasta que al pincharlo la aguja salga limpia).
Este rico plato lo vamos a acompañar con mayonesa de piquillo. Para ello, simplemente trituramos bien los pimientos y los mezclamos con la mayonesa y un poco de sal.
Quedará estupendo si lo desmoldamos aún templado, lo fileteamos en trozos de un dedo de grosor y lo colocamos en una fuente acompañado de nuestra mayonesa.
¡Triunfaréis!

No hay comentarios:

Publicar un comentario