miércoles, 19 de octubre de 2011

ARROCES Y PASTAS - Arroz coreano

Hoy os presento un plato de cocina internacional que está para chuparse los dedos. Esta vez nos transportamos a Corea (del Sur, ¿eh?, que tan descerebrados no somos)
El arroz es el principal alimento de la dieta coreana, por delante de la cebada o el mijo y es, precisamente, la base de nuestro plato. Una curiosidad es que en este país toda la comida se sirve acompañada de kimchi, plato preparado a base de col china y rábanos, ambos encurtidos y luego sazonados con sal, ají, ajo y salsa de pescado, que viene a ser como el pan para los mediterráneos.
Hasta hace un tiempo, la dieta de los coreanos era básicamente vegetariana. Lo habitual era consumir mucha verdura que solían acompañar con queso de soja, huevos y, muy rara vez, con pescado y algas. Sin embargo, en la última mitad del s. XX, junto con el creciente bienestar económico, también se elevó el consumo de carne, de productos a base de harina blanca y sobre todo de azúcar. Nosotros hoy vamos a mezclar en un solo plato muchas de esas costumbres ¿Os animáis? Pues hala...
¡Encendemos los fogones!

   Ingredientes:
4 tazas de arroz
200 gr. de bacon troceado
1 cebolla grande
2 tomates
500 ml. de nata líquida
Queso rallado
Albahaca
Sal y pimienta



   Preparación:
Primero cocemos el arroz en un cazo con un poco de aceite. Mientras, en una sartén, rehogamos el bacon y la cebolla picadita. Una vez en su punto el arroz y ya escurrido, lo vertemos en la sartén y lo mezclamos todo.


A continuación, agregamos la nata y calentamos a fuego lento.
El siguiente paso es poner el contenido de la sartén en una fuente o vasija, cortarmos los tomates en rodajas y las colocamos sobre el arroz.


Por último, expolvoreamos todo con albahaca, lo cubrimos con queso rallado y horneamos hasta que nuestro plato se gratine un poco.
¡Buen provecho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario