jueves, 20 de octubre de 2011

POSTRES Y BEBIDAS - Devil´s food cake

Se me hace la boca agua pensando en esta receta. Pero es que, con ese nombre, quién no se atreve a pecar...
Este pastel es tiene su origen (y por lo tanto su nombre) por el color rojizo que tomaba el bizcocho al usar determinados ingredientes en su preparación. Nace en torno a 1905 en el sur de Estados Unidos y está muy asociada a la Red Velvet Cake (Tarta de terciopelo rojo). Sin embargo, el hecho de que a mediados del siglo XX el color rojo se asociara al Comunismo hizo que los pasteleros de la época comenzaran a incorporar cacao a la preparacion, con la finalidad de transformarla en una tarta de un color caoba oscuro y un sabor achocolatado concentrado y muy agradable.
Existen muchas versiones de esta receta. Yo os ofrezco la mia.


   Ingredientes:
 PARA EL BIZCOCHO:
165 gr. de harina
90 gr. cacao en polvo
1 cucharadita de bicarbonato
250 gr. de azúcar
2 huevos batidos
250 g. de leche
1 cucharadita de esencia de vainilla
25 gr. de mantequilla

 PARA LA CREMA:
200 ml. de nata montada

 PARA LA COBERTURA:
1 tableta de chocolate con leche

   Preparación:
Para empezar precalentamos el horno a 180º C y untamos un molde desmoldable (valga la redundancia) con un poco de mantequilla.
En un bol, tamizamos azúcar, harina, bicarbonato y cacao. Y en otro, mezclamos los huevos, la esencia de vainilla, la mantequilla y la leche. Unimos el contenido de ambos boles y batimos todo bien a buena velocidad durante unos 5 minutos hasta que no haya grumos y la masa tome algo de volumen.
Vertemos la mezcla sobre el molde y horneamos unos 40 ó 50 minutos, o hasta que al pincharlo salga limpio.
Una vez el bizcocho frio, lo dividimos en tres "láminas" y rellenamos cada piso con la nata montada.
Para acabar, cubrimos nuestro pastel con el chocolate, que previamente habremos derretido en un cazo con un poco de leche para que no se pegue.
Tengo que confesar que para el Devil´s food cake que veís en la foto usé láminas de bizcocho ya elaboradas (las compré en el Día)...pero porque tenía prisa, las cosas como son. Además, le unté Nocilla a las planchas de bizcocho.
¡A pecar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario