viernes, 28 de octubre de 2011

VERDURAS Y LEGUMBRES - Caponata

Esta receta sumamente mediterránea es muy sencilla y viene fenomenal en primavera y verano. Lo tiene todo: fresca, sana, ligera e ideal para nuestra figura.
La caponata no es más que un guiso que se elabora principalmente con berenjenas, apio, tomates y olivas, finamente cortados, cocinados en aceite de oliva y acompañado de alcaparras. Hoy en día, lo normal es que se use como guarnición.
Como es normal, existen algunas versiones de la receta a lo largo de Italia. Y diferentes versiones del plato con la misma base en la mayoria de las regiones bañadas por el Mediterráneo: la Ratatouille (que provienen de la región francesa de Niza); la Samfaina (típica de Cataluña); o los diferentes tipos de Moussakas (originarias de Grecia) son algunos ejemplos emblemático.
Su sabor parece remitirnos a orígenes árabes, y seguramente así lo sea, pero lo que es seguro es que es uno de los platos claves de la gastronomía siciliana.
Comenzamos.

   Ingredientes:
4 berenjenas.
500 gr. de tomates.
100 gr. de aceitunas negras.
1 cebolla.
4 apios.
50 gr. de piñones.
Alcaparras.
Vinagre balsámico.
Aceite de oliva.
Una pizca de azúcar.
Sal y pimienta.


  Preparación:
Comenzamos cortando en daditos la berenjena y los poniendola en remojo durante una hora aproximadamente para que se ablanden ligeramente. Pelamos la cebolla y la cortamos en rodajas para dorarla en un poco de aceite de oliva.
Por otra parte escurrimos ya las berenjenas y las salteamos en ese mismo aceite. Si es necesario agregamos un par de cucharadas más.
Retiramos la berenjena junto con la cebolla, anteriormente salteada, y en esa misma sartén doramos el apio. Nuevamente añadimos un par de cucharadas más de aceite de oliva, lo justo como para que no se queme la verdura.
Quitamos la piel a los tomates y los despipetamos y los agregamos a la sarten en la que se están cocinando los apios. Rehogamos unos diez minutos y añadimos las olivas. Y finalmente vamos terminando con las alcaparras y los piñones.
Juntamos de nuevo todos los ingredientes reservados, rectificamos el punto de sal, echamos un poco de pimienta negra recién molida y rematamos con unas tres cucharaditas de vinagre balsámico de Módena.
Dejamos ya en frío que se vayan mezclando todos los sabores y pasadas un par de horas tendremos nuestra caponata lista para llevar a la mesa.
¡Mangiare bene!


No hay comentarios:

Publicar un comentario