jueves, 3 de noviembre de 2011

APERITIVOS Y SALSAS - Berenjenas fritas con miel

Esta receta siempre me recuerda a mi madre. No es que sea idea suya, pero si alguien hace requetericas las berenjenas rebozadas, esa es mi mamá. Cuando eramos más pequeños, ella nos las hacía para cenar como compañía de filetitos de pollo, salcichas, o para después de una sopita en invierno. Con las berenjenas sustituia las patatas fritas y, así, comiamos verduras sin darnos cuenta y quedabamos encantados.
La miel es cosa mía, le da glamour al plato y lo hace mucho más divertido.

   Ingredientes:
1/2 kg. de berenjenas.
Sal.
2 huevos.
Pan rallado.
Miel.

   Preparación:
Para empezar, pelamos y lavamos las berenjenas y las cortamos en rodajas de medio centímtro de grosor aproximadamente.
Después, las expolvoreamos con sal y las ponemos en un escurridor durante 30 minutos, para que suelten el agua.
A continuación, las pasamos por huevo y pan rallado y las freímos en abundante aceite bien caliente.
Para teminar, las escurrimos en papel de cocina para quitar el exceso de aceite, las colocamos en un plato bien presentadas y  les añadimos un chorrito de miel.
Mi madre las cortaba finitas para que nosotros nos las comieramos mejor, así que, como siempre, ese aspecto corre a vuestro cargo. Igual que el rebozado, que podéis hacerlo solo con harina o las nuevas mezclas de tempura que ya venden preparadas. Y por supuesto, no seré yo la que os niegue que cambiéis la miel por mermelada de fresa o de tomate si os gusta más.
¡A gusto del consumidor!

No hay comentarios:

Publicar un comentario