jueves, 17 de noviembre de 2011

ARROCES Y PASTAS - Fetuchinis al pistacho

Desde que descubrí esta receta, no he encontrado otra salsa para la pasta que me encandile más.
El pistacho nace del Pistachero, un árbol pequeño del género pistacia, originario de las regiones montañosas de Grecia, Siria, Irán, Kirguistán, Turkmenistán, Turquía, Pakistán y Afganistán occidental. De ahí que algunos platos típicos de estos estados tengan como protagosnista este fruto seco. El baklava es un buen ejemplo, además de los helados o el pudín. Incluso lo incrustan en mortadela o queso.
Pero en este caso, la receta que os presento tiene su origen en Italia (como buen plato de pasta), y más particularmente en Sicilia. Existe una región en la isla llamada Catania que lleva por bandera esta salsa para sus platos de pasta, debido a la producción típica del pistacho en sus tierras.
Comenzamos.


 
   Ingredientes:
500 gr. de fetuchinis (para 4 personas). Podéis usar la pasta que más os guste.
400 ml. de nata líquida.
1 cebolla grande.
150 gr. de pistacho crudo molido.
250 gr. de bacon.

1 pastilla de caldo de pollo concentrado.
   Preparación:
Como en cualquier plato de pasta, el primer paso a seguir es cocer nuestros fetuchinis  aderezando el agua con un poco de aceite de oliva y sal.


Mientras, en una sartén con aceite de oliva refreimos la cebolla picada y doramos el bacon. Cuando todo esté listo, en esa misma sartén vertemos el pistacho crudo molido (no es fácil encontrar el pistacho crudo, así que, si no queda más remedio, podéis usar el que habitualmente encontramos en los supermercados).
Poco a poco la mezcla cogera un color verdoso y un aroma espectacular.


A esa sartén añadiremos la nata líquida e iremos removiendo poco a poco. Es importante que la mezcla no se reduzca mucho para que la salsa no quede muy pastosa. En el caso de que ocurra eso, podemos añadirle un poco de leche. Una pastilla de caldo de pollo le da un sabor genial.
Por último, sólo nos queda escurrir la pasta y mezclarla con la salsa antes de servirla. Y, por supuesto, un poquito de parmesano rallado por encima.
¡Os encantará!

No hay comentarios:

Publicar un comentario