lunes, 21 de noviembre de 2011

PESCADOS - Albóndigas de bacalao

Como ya os he dicho en alguna ocasión, no soy muy carnivora que digamos. Por eso me encantó esta receta cuando la descubrí. Un pescado rico y ligero de una manera muy original. Además, es ideal para que los niños tengan una dieta equilibrada sin darse cuenta.
Este tipo de recetas suele estar más rica cuando reposan. Así que se convierte en un plato perfecto para aquellos días que no teneís tiempo de cocinar, porque estarán igual de buenas si os la lleváis en un tupper al trabajo o si las dejáis echas la noche anteríor.
Vamos, que no podéis dejar de probar estas albóndigas de bacalao.
Comenzamos.

   Ingredientes:
1 kg. de bacalao desalado.
2 cebollas.
3 dientes de ajo.
1 pimiento verde.
50 gr. de migas de pan.
250 gr. de tomate.
300 ml. de aceite de oliva.
250 gr. de harina.
2 huevos.
Pimienta blanca.
Perejil picado.

   Preparación:
Es fundamental, antes de empezar que le quitemos la piel y las espinas al bacalao. Después de hacerlo sí podremos cocerlo.
Por otro lado, picamos media cebolla y los dientes de ajo y los pochamos en una sartén con aceite de oliva.
En un bol, batimos los huevos y los mezclamos con las migas de pan, el bacalao (ya cocido) desmenuzado y el perejil picado, y le añadimos sal y pimienta. Todo lo mezclamos bien hasta conseguir una masa homogénea.
Lo siguiente será hacer manualmente las albóndigas con esa masa, pasarlas por harina y freirlas en aceite de oliva hasta que esté doraditas.
Nuestras albóndigas están hechas, pero falta la salsita que las acompaña. Para ello, refreimos la cebolla y media que nos queda, el tomate y el pimiento verde, todo bien picadito. Cuando lo tengamos todo pochado, añadimos un vaso de agua a la mezcla, dejamos cocer unos 10 minutos y trituramos con la batidora.
En ese sofrito sumergimos nuestras albóndigas y las servimos.
¡Exquisitas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario