martes, 8 de noviembre de 2011

POSTRES Y BEBIDAS - Tarta de caipirinha

Si Shakespeare en vez de escribir un relato hubiera decidido hacer un postre, éste sería su Sueño de una noche de verano. Bueno, no lleva el suficiente ron para que pensemos que nos hemos convetido en Puck...pero un simple bocado de esta joya culinaría nos hará sentir como el auténtico Teseo, principe de Atenas.
Imaginad una cenita en una terraza o en la playa, sin ninguna duda, éste sería el mejor fin de fiesta. A todos los "Lisandro" si queréis enamorar a vuestra "Hermia", igual deberíais probar con esta tarta y empezar a conquistarlas por el estómago.
Es una tarta fresca con ingredientes muy caribeños: lima, limón, menta...y por supuesto, ron.
Acercad vuestro paladar a tierras exóticas y fantásticas con este maravilloso y colorido dulce.

Comenzamos.

   Ingredientes:
Galletas Oreo y mantequilla (para la base).
1 sobre de gelatina neutra.
120 gr. de azúcar moreno. 

2 limones.
1 lima.
400 ml. de nata líquida.
50 ml. de ron miel.


   Preparación:
Como siempre, la base de esta tarta la haremos con galletas trituradas y mantequilla derretida (podéis ver como se hace en la receta de la New York Cheesecake), pero en este caso, no serán galletas normales, sino tipo Oreo (la marca no importa).
Una vez hecha la mezcla, la ponemos en la base de nuestro molde presionándola para que quede más o menos plana.
Para el relleno, colocaremos en un cazo el azúcar moreno. al que agregamos un trocito de corteza de lima y el zumo de los limones. Incorporamos el ron y cocinamos al fuego unos minutos. Por último, colamos el hervido y reservamos.
Además, calentamos la nata líquida en un cazo aparte y por otro lado diluimos en agua hirviendo (un poco menos de medio vaso) la gelatina. Una vez disuelta en el agua, se añade la mezcla a la nata, que sigue al fuego.
Por último, añadimos el jugo de ron que teníamos reservado y mezclamos bien. Cubrimos la base de nuestra tarta con esta crema y la dejamos que cuaje en la nevera.
Para decorarla, queda ideal con un poco de sirope de chocolate y unas ramitas de menta o unas rodajitas de lima.
¡Dulce y refrescante!

No hay comentarios:

Publicar un comentario