martes, 27 de diciembre de 2011

PESCADOS - Pimientos del piquillo rellenos de bacalao

¡¡Felices Fiestas!!
Ya pasó la Nochebuena y con ella el ecuador de las fiestas navideñas. No sé a vosotros, pero a mi me encanta esta época. Días de encuentros con la familia, ilusión y...grandes atracones, lo que implica horas de cocina, lo que significa que yo encantada!.
Este año, por ser nuestra casa la novedad, decidimos invitar a todo el mundo a pasar la Nochebuena allí...y allí estuvimos en torno a 30 personas comiendo y bebiendo sin parar.
Nosotros pusimos el jamón, el marisco y la bebida, y quedamos como señores. Pero, la verdad sea dicha, el marisco (10 kg. nada más y nada menos) nos tocó en un sorteo entre los compañeros del trabajo; el jamón nos lo regaló la empresa; y nosotros, eso sí, compramos la bebida.
La familia de mi novio trajo una par de ensaladillas (una normal y otra de marisco que estaban riquísimas), unos "enrollados" (tenéis la receta en la sección de "Aperitivos") y un puchero que hizo mi suegra para chuparse lo dedos. Y luego llegaron los "Corleone"...mi familia no es exagerada, es lo siguiente. Entraron por las puertas como un desfile culinario: croquetas, una empanada de jamón y queso, quesito cortado, una olla de cola de toro, una olla de chocos al ajillo, una olla con pimientos del piquillo rellenos de bacalao, un tupper hasta arriba de salmorejo (se te caen dos lagrimones con el salmorejo de mi tia Nena), dos bandejas de pasteles y una tarta de chocolate..casi ná, ¿verdad?.
Por supuesto sobró tanta comida que pudimos almorzar 13 personas al día siguiente y aún tenemos en la nevera para unos cuantos días más.
Me gustó todo, pero en esta ocasión, os muestro la receta de los pimientos rellenos de mi Tia Mari Jose. ¡Tomad nota!

   Ingredientes:
12 pimientos del piquillo de Navarra (dice mi tia que no pican).
300 gr. de bacalao desalado.
2 chucharadas de harina.
300 ml. de leche.
1 cebolla.
2 dientes de ajo.
300 ml. de caldo de verduras (o de pescado en su defecto).
1 cucharada de perejil picado.
1 cucharadita de azúcar.
Sal y aceite de oliva.

   Preparación:
Comenzamos colocando nuestro pimientos del piquillo en una bandeja de horno. Los regamos con aceite de oliva, ponemos en la bandeja uno de los dientes de ajo pelado y cortado a la mitad y los expolvoreamos con el azúcar. Los horneamos unos 15 min. a 180 ºC, les damos la vuelta y repetimos por la otra cara.
Reservamos los pimientos por un lado y el aceite de la bandeja (sin el ajo) por otro.
Por otro lado, colocamos el bacalao en un cazo con agua fria. Lo ponemos al fuego y cuando empiece a hervir, lo retiramos, esperamos un poco y le quitamos la piel y las espinas. El bacalao para rellenar los pimientos los tendremos que desmigar.
A continuación, ponemos en una olla pequeñita, dos cucharadas de aceite de oliva y el otro diente de ajo fileteado. Cuando comience a dorarse, añadimos el bacalao y lo vamos moviendo con una pala de madera. Agregamos una cucharada de harina y poco a poco la leche (siempre sin dejar de mover) y el perejil. Iremos consiguiendo una pasta ligera que corregiremos de sal si es necesario.
Antes de rellenar los pimientos elaboraremos la salsa. Para ello, en un cazo ponemos al fuego el aceite que habiamos reservado al hornear los pimientos. Añadimos la cebolla finamente cortada y la sofreimos. Agregamos una cucharada de harina y, sin dejar de remover para que no se queme, la tostamos hasta que tome un tono dorado. Incorparamos el vino, lo reducimos un poco, echamos algo de sal y añadimos el caldo de verdura (o de pescado) poco a poco hasta obtener una salsita ligera. La salsa ya está lista.
Para terminar, rellenamos con delicadeza los pimientos con el bacalao, los colocamos en una sartén les agregamos la salsa y los calentamos para consumirlos calientes.
¡Están de muerte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario