viernes, 16 de diciembre de 2011

POSTRES Y BEBIDAS - Cinnamon rolls (Bollos de canela)

Esta receta me encanta. Sin embargo, no la busqué, casi vino a mi por casualidad. Un día me la encontré de repente y no pude evitar ponerla aquí.
Como habréis comprobado, soy una amante de la cocina internacional, y en particular la gastonomía norteamericana me encanta. No es que sea muy pro-yankee, sino que es una gastronomía muy distinta a la europea (que no mejor...ni peor).
Quizás es Nueva York la cuidad, culinariamente hablando, que más me interesa. En la gran manzana existe todo, puedes encontrar lo que te imagines, y eso también se traslada a la comida, y particularmente a la respostería.
A colación del tema y relacionado con la receta que nos atañe, os diré que la primera vez que supe de la existencia de estos rollitos fue viendo Novia a la fuga, una peli que deja mucho que desear, pero en la que aparece Richard Gere (y por lo tanto la he visto varias veces). Él, entraba en una panadería y solo le faltaba babear al oler como se cocían en el horno algunos cinnamon rolls.

   Ingredientes:
PARA LA MASA:
550 gr. de harina.
1 sobre de levadura.
75 gr. de azúcar.
1/2 cucharadita de sal.
300 ml. de leche.
75 gr. de mantequilla.

PARA EL RELLENO:
Mantequilla.
Azúcar.
Canela molida.
Un huevo para pintar.

   Preparación:
Empezaremos haciendo la masa. Para ello, calentamos la leche junto con la mantequilla en un cazo con el fin de derretirla.
En un bol aparte, mezclamos la harina, el azúcar la levadura y la sal. Hacemos un hueco en esa mezcla y en medio vertemos la leche con la mantequilla. Amadamos a mano y dejamos reposar unos 30 minutos para que la masa crezca.
Lo siguiente será amasar con un rodillo la masa sobre una superficie lisa para convertirla en un rectángulo de unos 2 centímetros. Lo pintamos con mantequilla derretida y lo cubrimos generosamente con azúcar y canela molida.
A continuación, haremos un rulo con ese rectángulo (a modo de brazo de gitano) y lo cortaremos en rodajas a todo lo largo (cada rodaja será un bollo de canela). Colocamos cada bollo en la bandeja de horno sobre papel de hornear y los dejamos reposar otros 30 minutos.
Para terminar, los pintamos con huevo batido y los metemos en el horno, ya precalentado, a 250º C. durante 8 minutos.
Hay quien los decora con almendras o nueces picadas o incluso con una glasa, calentando azúcar y zumo de limón. En vosotros está la decoración.
¡Espero que os gusten!

No hay comentarios:

Publicar un comentario