miércoles, 14 de diciembre de 2011

VERDURAS Y LEGUMBRES - Pastel de verduras a los tres quesos

Ya sabéis que verduras es sinónimo de vitaminas y salud. Como en otras ocasiones os he hablado de las propiedades de alimentos como el tomate o la cebolla, esta vez os hablaré de las del boniato (o batata), que es la primera vez que lo usamos en una receta en este blog.
Muchos dicen que es un sustituto muy sano de la patata, y es que, como ella, es de la familia de los tubérculos. Es bajo en grasas y muy rico en vitamina E. Además, entre sus muchas propiedades terapeuticas, encontramos que tiene un alto contenido en antioxidantes, lo que lo convierte en ideal para reducir el riesgo de sufrir apoplejías, cardiopatías, cataratas y ciertos tipos de cáncer.
También es una excelente fuente de potasio y de hierro. El boniato puede ayudar a reducir la hipertensión arterial y el riesgo de infecciones y es ideal para las embarazadas, ya que permite la buena formación del feto.
...yo no me lo pensaba.
   Ingredientes:
1 lámina de pasta brisa.
1 pimiento amarillo (o si no rojo).
1 berenjena.
1 boniato.
1 cebolla.
1 puerro.
Un puñado de tomates cherry.
50 gr. de ricotta (o queso fresco).
50 gr. de gorgonzola.
50 gr. de mozarella rallada.
Especias de hierbas provenzales.
Sal y aceite de oliva.

   Preparación:
En primer lugar, pelamos y cortamos en trozos el pimiento, los tomates, el boniato y la berenjena, los colocamos en un bol grandecito, los salpimentamos y los rociamos con un chorrito de aceite de oliva. El bol lo metemos en el horno a 180º C durante 30 minutos.
Por otro lado, en una sartén pochamos el puerro y la cebolla cortados en juliana.
La masa brisa la extendemos en una bandeja para horno, lo tapamos con papel de plata y le ponemos algo de peso encima (legumbres o algo así) y lo pre-horneamos sólo unos 10 minutillos.
Ahora nada más (y nada menos) que nos queda montar el pastel. Para ello, sobre la masa brisa (ya descubierta) pondremos la cebolla y el puerro. Después agregamos el queso ricotta desmenuzado. A continuación le toca el turno a las verduras horneadas. Y por último, añadimos el gorgonzola y exparcimos todo con la mozarella (y las hierbas provenzales) para poder meter el pastel completo al horno y terminar gratinándolo.
¡Sorprendente!

No hay comentarios:

Publicar un comentario