miércoles, 11 de enero de 2012

ARROCES Y PASTAS - Raviolis con champiñones y calabacín

Los raviolis (del italiano raviolo, que quiere decir plegado) no tiene un origen claro. Aunque todo apunta a que llegaron a Italia des de China, traidos por Marco Polo.
A diferencia de otras pastas, ésta requiere de una masa para su elaboración con mucha agua y relativamnete poco huevo. Y el relleno corre por cuenta del chef. Lo común es morderlos y encontrar requesón (muy típico en Sicilia), otros tipos de queso, espinacas, carne o tofu (que han puesto muy de moda las dietas vegetarianas).
La salsa para acompañar a los raviolis también es opcional, aunque ya sabéis que siendo una receta italiana el pomodoro (tomate), la panna (nata), y el basilico (albahaca) bien fenomenal.
Comenzamos.

   Ingredientes:
250 gr. de raviolis frescos.
250 gr. de champiñones.
150 gr. de calabacín.
100 gr. de cebolla.
Queso parmesano.
Sal, pimienta y aceite de oliva.

   Preparación:
Para comenzar esta fácil receta, cortamos la cebolla en juliana, el calabacín en cubitos y los champiñones en láminas. Pochamos todo en una sartén con un poco de aceite de oliva (si os gusta la verdura más crujiente, sólo tenéis que dejarlo menos tiempo al fuego).
Por otro lado, vamos cociendo la pasta. Al ser fresca, el tiempo estimado de cocción es de unos 4 minutos si es refrigerada y de unos 2 minutos si está hecha en el día (es importante que echemos la pasta y empecemos a contar el tiempo una vez que el agua esté hirvierdo).
Escurrimos la pasta (no le echéis agua fria), la servimos en cada plato y le agregamos el refrito de verduras que teníamos reservado.
Para terminar, la aderezamos con un poco de pimienta, sal y aceite de oliva al gusto para que esté jugosa. Y lo rociamos todo con parmesano rallado.
¡Exquisita!

No hay comentarios:

Publicar un comentario