viernes, 13 de enero de 2012

POSTRES Y BEBIDAS - Bizcocho de chocolate y naranja

Hoy vamos a descubrir lo fácil que es sorprender a nuestros invitamos de la manera más sencilla. Vamos a hacer un simple bizcocho, pero os aseguro que se quedará en la memoria gustativa de cada uno de los que lo prueben.
Mezcla naranja y chocolate; dulzura y acidez; gran sabor y gran textura.
Sobran las palabras.

   Ingredientes:
PARA EL BIZCOCHO:
3 huevos completos.
1 clara de huevo.
175 gr. de harina.
125 ml. de leche.
120 gr. de azúcar.
1 sobre de levadura química.
90 gr. de chocolate en polvo.
80 gr. de avellanas ralladas.
La ralladura de la cáscara de una naranja.
50 gr. de pepitas de chocolate.
El zumo de una naranja.
1 pizca de sal.

PARA LA COBERTURA:
200 gr. de chocolate para fundir.
1 cucharada de mantequilla.
1 cucharada de zumo de naranja.
Ralladura de cáscara de naranja para decorar.

   Preparación:
Para comenzar, separamos las claras de las yemas y montamos las cuatro claras de huevo con la pizca de sal a punto de nieve en un bol. Lo reservamos.
Precalentamos mientras el horno a 180º C.
En otro bol, batimos las yemas junto con el azúcar y la ralladura de cáscara de naranja. Y poco a poco vamos agregando la leche, el chocolate en polvo y el zumo de naranja. Mezclamos bien manuealmente.
Además, a esa mezcla, las avellanas molidas y la harina tamizada con la levadura. Volvemos a mezclar bien e incorporamos las claras con cuidado y haciendo movimientos envolventes para que se bajen lo menos posible.
Por último, añadimos a la masa las pepitas de chocolate y la volcamos en un molde engrasado. Hornamos nuestro bizcocho durante unos 40 min. a 180º C, o hasta que al pincharlo con un palillo (como siempre) salga limpio.
Ahora nos pondremos a preparar la cobertura, pero es importante no cubrir nuestro pastel hasta que no se enfríe. Para ello, ponemos en un cazo al fuego el chocolate en trozos con media cucharada de mantequilla hasta que se derrita. Añadimos un chorrito del zumo de naranja y movemos bien con una cuchara para que quede una mezcla uniforme. Con ella cubrimos nuestro bizcocho y lo metemos en la nevera para que se endurezca un poco.
Antes de servirlo, lo decoramos con un poquito de cáscara de naranaja rallada.
¡Delicioso!

No hay comentarios:

Publicar un comentario