viernes, 16 de marzo de 2012

PESCADOS - Atún confitado al tomillo

La semana pasada mi amiga Irene llegó a la redacción con 4 botes de tomillo. "¿Tienes alguna receta con tomillo?", me dijo. "No te voy a mentir Irene. La verdad es que me has cogido descolocada", le respondí. Y decidimos buscar alguna por la red. 
Al poco rato, María, la guionista de nuestro programa, vió los botes de tomillo y, como es normal cuando ves 4 botes iguales de especias en una mesa de trabajo, preguntó. Irene le contó nuestro dilema y ella lo solucionó en un minuto.
María tiene unos amigos que son cocineros de profesión y nos cuenta recetas alucinantes. Esta vez el plato era sumamente sencillo, pero a Irene y a mi se nos caía la baba conforme la contaba. Más adelante podréis leer de qué hablo, pero os adelanto que se trata de una especie de atún mechado que está espectacular. Y si no que le pregunten a Ramón, que se declaró su fan número uno en el primero bocado.
Comenzamos. 

   Ingredientes:
1 lomo de atún (que no sea muy alto).
1 litro de aceite de girasol.
1 hoja de laurel.
Tomillo.
Sal.



   Preparación:
Antes de comenzar tendremos que buscar un molde adecuado para la receta. La idea es que sea uno especial para horno y que tenga unos 5 dedos de hondo (como mi lomo era bastante largo y ancho, lo tuve que cortar por la mitad y en horizontal, y hacerlo en dos fuentes distintas).
En el molde colocamos el lomo (o los lomos si son pequeños) de atún. Rociamos el pescado con un poco de sal y mucho tomillo y cubrimos todo con aceite de girasol. Sólo falta introducir la hoja de laurel en el aceite.




Metemos el molde en el horno y lo cocinamos a fuego bajo (unos 130ºC más o menos), hasta que comienzan a salir burbujas de grasa del atún. En ese momento estará hecho.
Para degustarlo, escurrimos el lomo de atún, esperamos que se enfríe y lo fileteamos del grosor que prefiramos.




Como véis en las imágenes, nosotros aprovechamos los cortes naturales del atún y los decapamos. Salieron lonchas finitas llenas de sabor. Además, os aconsejo que reguléis la sal a vuestro gusto. Podéis expolvorear un poco de sal sobre el plato unos minutos antes de presentarlo.
¡Delicioso!

No hay comentarios:

Publicar un comentario