lunes, 19 de marzo de 2012

POSTRES Y BEBIDAS - Bizcocho con Aloe

Hoy os enseñaré una manera sencilla y natural de ciudaros. Usaremos aloe vera en nuestro bizcocho...o lo que es lo mismo, un bocadito dulce de salud.
Esta receta me la ha pasado mi amiga Irene. Ella y su familia son expertos en esta planta. Tanto, que regentan una empresa llamada Aloe Varo, en honor al apellido de Antigua, la matriarca (esa si es una cocinera, y no la que os habla).
Esta misma mañana he probado una porción de ese bizcocho y os aseguro que vale la pena meterse en la cocina.
Pero, ¿a qué sabe el aloe?. Pues es casi inapreciable. En el bizcocho no notaréis absolutamente nada, pero su consumo (en cualquier receta y de cualquier manera) será un beneficio estrella para vuestro organismo. Es un gran apoyo para el refuerzo de nuestro sistema inmunológico, reequilibra el organismo, nos regulará los niveles de colesterol y tensión, y ayuda a la regeneración de las células.
Mi amiga nos trajo la semana pasada un bote de aloe vera líquida a la redacción. Podemos usarlo para la piel o consumirlo oralmente. Irene lo toma cada mañana en su zumo de naranja; Mari Paz bebe su porción diaria cada noche sin mezclarlo con nada; hay quien lo añade a su infusión; y algunos lo mezclan con yogur.
Como véis existen multitud de maneras de introducir el aloe en vuestra dieta. Pero si de verdad queréis saber hasta dónde llegan sus beneficios visitad http://www.aloevaro.blogspot.com/ (tenéis un enlace en la parte derecha de este blog). Allí encontraréis toda la información sobre su cultivo, su consumo y algunas recetitas ricas que os servirán para cuidaros sin daros ni cuenta.
Comenzamos.



   Ingredientes:
1 yogur natural azucarado.
1 vaso y 1/2 de yogur de azúcar.
1 vaso de yogur de aceite de oliva.
3 vasos del yogur de harina.
1/2 vaso del yogur de miel.
3 huevos.
1 sobre de levadura.
Rayadura de limón (al gusto).
60 ml. de aloe vera líquida.

   Preparación:
Antes de poneros manos a la obra con el bizcocho, precalentamos el horno a 200º C.
A continuación, en el vaso de la batidora ponemos todos los ingredientes y batimos bien hasta que quede una mezcla homogénea.
En en caso de que prefiráis hacer la masa manualmente, en un bol se ponen los huevos con el azúcar y se baten. Después se agrega el yogur, el aceite, la rayadura de limón, el aloe y la miel y se vuelve a mover la mezcla. Se termina añadiendo la levadura y el harina tamizados y batimos de nuevo.
Acabamos engrasando un molde para bizcocho y horneando el nuestro a 200º C durante unos 40 minutos o hasta que el tenedor salga limpio al pincharlo.



Si os gusta el chocolate, podéis fundir 250 gr. y el bizcocho como ha hecho Irene.
¡Exquisito!

No hay comentarios:

Publicar un comentario