viernes, 16 de marzo de 2012

POSTRES Y BEBIDAS - Tarta de yogur y fresas.

Esta es una de las tartas preferidas de mi madre. Lo ideal es hacerla en temporada de fresas, pero si no, siempre podemos conseguirlas congeladas o, simplemente, hacerla sin ellas (sólo con la gelatina).
Unidas a la receta de una tarta es una tonteria que os lo diga, pero, por si no lo sabéis, la fresa, al tener un baja concentración de glúcidos, es muy indicada en regímenes dietéticos.
Tienen además propiedades diuréticas, antireumáticas, antiinflamatorias, y al tener gran cantidad de ácido ascóbico, nos puede ayudar a rebajar nuestros niveles de colesterol en sangre.
Pero no os creáis que a mi madre le gusta por ser tan beneficiosa, le gusta por que están bueníiisimas.
Comenzamos.

   Ingredientes:
PARA LA BASE:
2 huevos.
50 gr. de azúcar.
10 gr. de cacao puro.
40 gr. de harina.

PARA EL RELLENO:
4 yogures naturales.
1 yogur con trocitos de fresas.
200 ml. de nata.
4 cucharadas de azúcar.
1 chorrito de miel.
2 sobre de gelatina de fresa.
Algunas fresas naturales.
1 tableta de chocolate.


   Preparación:
Comenzamos con la base. Para ello, batimos los huevos con el azúcar hasta que engrosen su tamaño. Y les añadimos el cacao y la harina. Todo debe quedar bien batido y uniforme.
Ponemos la mezcla en un molde adecuado para microondas y lo calentamos allí unos 3 minutos a máxima potencia (debe quedar cuajada, así que podéis darle un poco más de tiempo si véis que la cosa está cruda).
Nos centramos ahora en la crema. Para ello, ponemos en un cazo los 5 yogures, la nata, el azúcar y el chorrito de miel y calentamos. Una vez que empiece a hervir, añadimos el contenido de uno de los sobres de gelatina. Removemos todo y retiramos del fuego (veréis como empieza a espesar).
La mezcla del relleno tendremos que verterla sobre la base que teniamos reservada y meter nuestra creación el frigorífico durante al menos 2 horas, para que cuaje.
Una vez lista, troceamos algunas fresas naturales y las colocamos sobre el pastel. Preparamos el otro sobre de gelatina de fresa (leed las instrucciones del fabricante) y cuando esté lista añadimos un poco sobre la tarta. Tendrá que solidificar también.
Para terminar, la adornamos con unas escamas de chocolate. Para ello solo tendréis que pasar un cuchillo sobre la tableta de chocolate.
¡A merendar!  

No hay comentarios:

Publicar un comentario