martes, 10 de abril de 2012

APERITIVOS Y SALSAS - Trenza de queso, bacon y atún.

Cuando vi esta receta en el blog Bocados de Cielo, me encantó. Aún no la he probado, pero estoy deseando que llegue el fin de semana para que nos sentemos en el porche con una cervecita frequita y degustemos este original y sencillo plato.
Yo he customizado la receta en un 80% añadiéndole ingredientes nuevos. Y vosotros podéis hacer lo mismo. En esta ocasión jugamos con atún, queso y bacon, pero podéis elaborarla solo con queso, por ejemplo. O podéis agregarles aceitunas picaditas, otros tipos de queso, anchoas, jamón, chorizo, berenjenas...la lista es infinita. Imaginad que es una pizza, porque, realmente en esta receta tiene cabida todo.
¿Y si la hacemos dulce con Nutella, pepitas de chocolate y almedras picadas?, por mi vale...y con la pinta que tienen todas las variantes, creo que por vosotros también.
Comenzamos.



   Ingredientes:
1 lámina de hojaldre (mejor si es fresco)
100 gr. de queso rallado.
150 gr. de bacon.
3 latas de atún en aceite de oliva.
Orégano.

   Preparación:
Para comenzar, rociamos nuestra encimera con un poco de harina y extendemos sobre ella la lámina de hojaldre. Si es fresca, simplemente tendremos que desplegarla del envoltorio. En el caso de que sea congelada, debemos sacarla del congelador una hora antes para que tome la textura adecuada para poder manipularla sin que se rompa ni agriete. Tendremos que amasarla un poco con un rodillo para darle el tamaño que necesitamos.


A continuación, cubrimos toda la superficie de la lámina con el resto de alimentos. Primero, el atún escurrido de aceite. Después, el bacon bien picadito. Y por último, el queso rallado.
Expolvoreamos todo con orégano al gusto y enrollamos el hojaldre a modo de espiral. Nos quedará una especie de brazo de gitano saladito.
Con un cuchillo bien afilado daremos un corte vertical al rulo (de un extremo a otro) y con nuestras manitas enrollaremos un poco casa mitad (imaginad que vais a exprimir un paño de cocina, ese es el movimiento, pero muy levemente). Ponemos cada mitad sobre la bandeja de horno forrada con papel de aluminio o de hornear y echamos por encima de las trenzas los ingredientes que se hayan desprendido por el corte.


Solo nos queda hornear. Buscamos que queden crujientes y doradas por fuera y tiernas por dentro. Para ello, hornearemos a 200º C unos 15 minutos (todo dependerá del horno, así que echarles un vistazo y sacarlas cuando esté doraditas).
¡Irresistible!

No hay comentarios:

Publicar un comentario