martes, 3 de abril de 2012

POSTRES Y BEBIDAS - Magdalenas yin-yan.

¿Qué por qué magdalenas yin-yan?. Porque este dulce mezcla chocolate blanco y negro, mezcla la suavidad de la leche condensada con la exquisitez de la Nutella, mezcla texturas, sabores y colores...vamos, que hará que se mezclen sensaciones en vuestro paladar.
El sabor es espectacular. Y además, ahora que los cupcake o muffins o magdalenas (o como se llamen) se han puesto de moda, podemos encontrar mogollón de envases de colores, banderas, motivos...En una fiesta quedan genial. Imaginad el cumple de algún peque de vuestra familia. Poned estas magdalenas con una fundita de Disney, por ejemplo, y seréis los reyes del lugar.
Echadle imaginación, porque encontraréis envases para cualquier ocasión. Y si tenéis tiempo y paciencia, podréis decorarlas también con fideitos de colores, almendras molidas o el aderezo que más os guste.
Bueno, no me enrollo más, probadlas y descubrid por vosotros mismo que sobran las palabras.
Comenzamos. 

   Ingredientes:
4 huevos.
50 gr. de mantequilla.
1 lata pequeña de leche condensada.
125 gr. de harina.
100 gr. de chocolate blanco.
1 sobre de levadura.
200 gr. de chocolate con leche.
Nutella.
Un poco de leche.

   Preparación:
Para comenzar, ponemos en un cazo pequeño al fuego la mantequilla y el chocolate blanco. Una vez derretido, reservamos para que temple.
Por otro lado, en un bol batimos los huevo y le agregamos la leche condensada. La idea es batir bien para que todo quede integrado. Después incorporamos la mezcla del cazo y volvemos a mezclar con movimientos envolventes.
La masa estará terminada una vez que agreguemos al bol la harina tamizada con la levadura y removamos hasta conseguir una mezcla homogénea.
El siguiente paso es llenar los moldes de magdalenas (ahora los hay con dibujos chulísimos) y merterlos al horno (previamente precalentado) a 180º C unos 20 minutos.
Cuando tengamos nuestras magdalenas listas, empezaremos la segunda parte de la operación. Debemos dejar que se enfríen un poco y con un descorazonador (de los que venden en los bazares para quitar el centro de las manzanas) quitaremos el centro de las magdalenas. No tiréis las migas, que seguro que podéis aprovecharlas para algo.
En los agujeros que hemos conseguido, meteremos Nutella con una cucharilla.
Para terminar, derretimos en un cazo con unas gotas de leche los 200 gr. de chocolate. Con el resultado cubriremos nuestras magdalenas.
Cuando ese chocolate se enfríe, quedará durito (como el que recubre las cuñas y las palmeras de chocolate de las pastelerías) y nuestra receta estará dispuesta a ser devorada.
¡Sublime!

No hay comentarios:

Publicar un comentario