jueves, 24 de mayo de 2012

HUEVOS - Tortilla española de piquillos y atún.

Nuestro amigo Arturo se va a Turquía a finales de este mes y, a modo de despedida, Ramón y yo decidimos preparamos una cenita en casa. La cosa no quedaba ahí, porque además estaba en España (desde Colombia) su suegra, Isabel, así que matamos dos pájaros de un tiro y pudimos conocerla. Por ahora todo normal, ¿no?...Pues no, porque al final lo que era un adiós hecho cena-presentación de Isabel, se convirtió en una despedida de soltero. Lo avisaron esa misma mañana y la mañana siguiente Arturo y Diana serían marido y mujer...vamos, que fueron tres los pájaros de matamos.
En el menú teníamos cervecita frequita, un vino exquisito, caracoles (Isabel los probó por primera vez esa noche), pastelitos deluxe de gulas al ajillo con mayonesa (http://www.lacocinadecarmela.blogspot.com.es/2012/05/aperitivos-y-salsas-pastelitos-deluxe.html), delicias de queso de cabra con mermelada de tomate ( http://www.lacocinadecarmela.blogspot.com.es/2011/10/aperitivos-y-salsas-delicias-de-queso.html) y ensaladilla. Pero eramos seis glotones y no queríamos quedarnos cortos. Así que decidimos hacer una tortilla de patatas, teniendo al Rey de las Tortillas en casa, sería un triunfo seguro.
Sin embargo, queriamos sorprender un poco, yo propuse hacerla rellena de york y queso, pero Ramón dió en la tecla: Pimientos del piquillo y atún...¡uuummm! que buena idea y que buena mano, salió expectacular, la hizo él y aquí os dejamos la receta.
Comenzamos.

   Ingredientes:
5 patatas grandecitas.
6 huevos.
1 cebolla pequeña.
4 pimientos del piquillo.
3 latas de atún en aceite de oliva.
Aceite de oliva.
Sal y pimienta.

   Preparación:
Lo primero es pelar y lavar las patatas. Las troceamos, le añadimos sal y las freimos en abundante aceite de oliva.
Como este es un proceso lento, mientras podemos preparar los demás ingredientes. Así que, en un bol rompemos los seis huevos, los salpimentamos y los batimos bien. 
En una sartén con un chorrito de aceite sofreímos la cebolla picadita hasta que esté blandita y la añadimos a los huevos.
Después, en la misma sartén de la cebolla, refreimos unos 4 ó 5 minutos los pimientos también troceaditos, para que no queden crudos. Y también los agregamos al bol.
Ya solo nos queda completar la mezcla con el atún escurrido de su aceite y las patatas cuando estén listas. Es importante que las patatas no queden crujientes, sino que se hagan bien y queden blanditas, esas son las ideales para las tortillas.
En el bol mezclamos todo bien para que el huevo llegue a todos lados. Y vertemos la mezcla en una sartén honda con un chorrito de aceite (todo el mundo tiene una sartén para tortillas en casa). Hacemos a fuego medio nuestra mitad de la tortilla y cuando esté lista, con la ayuda de un plato le damos la vueta y la hacemos por el otro lado. Ya queda en vuestro gusto hacerla más o menos.
Por cierto, acompañada de mayonesa está riquísima.
¡Espectacular!

2 comentarios:

  1. Protesto porque a estas horas, se me hace la boca agua leyendo estas maravillas grastronómicas!
    Prometo seguirte pero lo leeré con el estomago lleno, porque sino seria masoquista!
    Felicidades a los dos por vuestro arte culinario!

    ResponderEliminar
  2. Si, la verdad es que hay horas malísimas para hablar de comida...
    Muchas gracias compañero por seguir este blog

    ResponderEliminar