martes, 18 de septiembre de 2012

BOCADILLOS Y FAST FOOD - Burguer luxury

La verdad es que sonar, suena bien. El nombre, las cosas como son, me lo he inventado sobre la marcha, pero le viene que ni pintado. Una hamburguesa, algo siempre relacionado con la comida basura y el fast-food, la he intentado convertir en un bocado lujoso.
Si estáis a plan no os aconsejo mucho este plato, pero si os queréis dar un capricho, comedlo, no os arrepentiréis.
Son ingrediente comunes, casi de andar por casa, y sin embargo os pondrán ante vuestros invitados como verdaderos chef-estrella. Eso sí, corréis peligro en un sentido: igual se os presentan invitado para comer con más asiduidad cuando los hagáis probar este manjar.
Y una cosa si os aviso: os sobrarán las salsa. Si alguien piensa que es sacrilegio no tomar una hamburguesa con, al menos, ketchup, con ésta pecaremos...¡ya te digo si pecaremos!
Comenzamos.


 
   Ingredientes:
1 hamburguesa (cerdo, ternera o ave).
1/2 cebolla.
3 rodajas de queso de rulo de cabra.
1 pan para hamburguesa.
3 cucharadas sopera de azúcar.
Aceite de oliva.

   Preparación:
Empezaremos calentando en una sartén un poco de aceite de oliva. En él haremos nuestra hamburguesa. El nivel de asado queda a vuestro cargo, y dependerá de lo hecha que os guste la carne.
Por otro lado, en otra sartén algo más honda, ponemos una buena cantidad de aceite y esperamos que se caliente un poco. Mientras, cortamos en rodajas la media cebolla y la pochamos en esa sartén.


 
Para hacer cebolla caramelizada debemos esperar que ésta esté "casi pocha". Así que cuando hayamos conseguido que se ponga transparente añadiremos el azúcar y moveremos para que se impregne todo. No os asustéis si la cosa comienza a tomar un color doradito, ya que ese será el efecto del azúcar.
Ya sólo queda poner a punto el pan. En una sartén pequeña calentamos un poco de mantequilla y cuando se derrita tostamos en ella la parte blanca del pan. Habremos acabado cuando esté doradito.
Una vez que todo está listo, toca montar el plato. Para ello, abriremos el pan, pondremos bien repartidas las rodajas de queso de cabra, sobre ellas la hamburguesa, y para cerrar colocaremos la cebolla caramelizada como colofón.

 
Acompañarla de la guarnición que más os guste: patatas deluxe, ensaladilla de marisco o ensalada americana por ejemplo, pero eso sí, no os paséis mucho porque este plato sacia.
¡Deliciosa!

No hay comentarios:

Publicar un comentario