domingo, 30 de septiembre de 2012

PESCADOS - Guiso de atún moruno.

Lo que más me gusta a la hora de cocinar es ponerme delante de los fogones e inventar. Me encanta tener ingredientes sin sentido en la nevera y conseguir uniéndolos en un plato rico.
En esta ocasión eso fué lo que me pasó. Teniamos un solomillo de atún en el congelador desde hacía unas semanas que compramos para hacerlo confitado al tomillo o con diversas especias. Sin embargo, con el lío de la mudanza tuvimos que posponerlo...con una salvedad: no tenemos horno en la nueva casa (qué no cunda el pánico, que eso va a cambiar en breve). En fin, imaginación al poder. Lo hicimos guisado...pero no de cualquier manera. Para darle sabor, color y un toque de originalidad, añadimos al plato un poco de Ras el hanout.

Alguna vez os he hablado de ese ingrediente. El Ras el hanout, también denominado "mezcla de especias marroquí" (o como le decimos por aquí, las especias de los pinchitos) no es más, ni menos, que una composición que suele incluir entre otros: nuez moscada, pimienta negra, cardamomo, canela, pimentón, jengibre, aunque no hay una receta única, y cada vendedor o cocinero incluye su toque en este tipo de mixturas.
Fue una ocurrencia incluir ésto en la receta y terminó siendo un verdadero acierto. Probadlo y veréis que no miento.
Comenzamos.

 
 
   Ingredientes:
700 gr. de solomillo de atún.
1 pimiento verde italiano.
1 cebolla.
1 tomate.
3 dientes de ajo.
1/3 cucharada sopera de Ras el Hanout
Aceite de oliva y sal.

   Preparación:
Para comenzar ponemos a calentar el aceite de oliva en una sartén grande y honda. Mientras va tomando temperatura prepararemos el refrito. Para ello, troceamos la cebolla y los dientes de ajo y lavamos y troceamos también el pimiento y el tomate. Todo lo meteremos en el vaso de la batidora y lo picaremos bien (lo ideal es hacerlo en el vaso picador que todas las batidoras traen como accesorio).

 
Esa mezcla debemos ponerla en el aceite y sofreírla durante unos minutos. A la que también añadiremos la cucharada de Ras el Hanout.

 
Cuando veamos que la verdurita está lista, agregaremos el solomillo de atún troceado en tacos y lo cocinaremos durante un par de minutos o hasta que comprobemos que toma un color blanquecino. Es importante no pasarnos mucho en el tiempo porque este pescado es muy tendente a quedar seco si nos excedemos. Para que consigamos que quede jugoso conviene no cocinarlo más de 2 ó 3 minutos en ese punto del guiso.
¡No olvidéis el pan para la mojar en la salsa!

1 comentario:

  1. Hola he visto tu comentario en mi blog, tienes que poner el premio en tu blog y dar el premio a mas blog, que es como bien dices seguir la cadena, me alegro que te haya hecho ilusion besitos

    ResponderEliminar