jueves, 16 de octubre de 2014

CARNES - Pollo al estilo del General Tso

Esta no es ninguna receta de trincheras pero sí una digna de telenovela, porque la historia de este plato tiene miga y más giros que un thriller de Hollywood. El responsable de su bautismo fue el cocinero Peng Chang-Kuei en honor a Zuo Zongtang, un general y estadista chino de la dinastía Qing, conocido en occidente como General Tso. Pero lo más curioso de esta trama es que la receta no pertenece a la cocina popular china, sino a la chino-estadounidense o chino-canadiense. 
Su herencia viene de la gastronomía de la región china de Hunan, donde es habitual que los platos sean muy picantes. Cuando Peng, cocinero de los banquetes gubernamentales, tuvo que huir a Tailandia en plena Guerra Civil china, esta receta empezó a escribir su historia.
En Tailandia continuó su carrera entre fogones hasta que en 1973 se traslada a la Gran Manzana, abre su propio restaurante y comienza a experimentar con nuevos platos y a introducir cambios en los más tradicionales. En Nueva York, en el restaurante Peng´s de la calle 44 Este, los toques picantes desaparecieron y el nuevo estilo le dio un sabor dulzón al pollo, haciéndolo asequible a cualquier paladar. Así nacía el Pollo al estilo de General Tso, que este chef hizo la especialidad de la casa.
Sin embargo son muchos los que quisieron apuntarse el tanto y la autoría de la receta y pronto saltó la polémica. Michael Tong, propietario de la cadena neoyorquina de restaurantes chinos Shun Lee Palaces reclamó que este plato de pollo fue introducido en su carta en 1972 gracias a la invención del cocinero T.T. Wang. Ser el primer restaurante de comida hunanesa del país era lo que buscaban.
Pues nosotros nos unimos a la trama y, como astronauta en La Luna, vamos a colocar nuestra bandera sobre esta receta ¿El cambio? vamos a hornear las pechugas en vez de freírlas...en pos de la salud y la figura.
Comenzamos.



   Ingredientes:
PARA LA CARNE:
400 gr. de pechuga de pollo.
1 taza de harina.
2 huevos.
5 tazas de copos de maíz.
Sal y pimienta.
 
PARA LA SALSA:
1 vaso de agua.
2 cucharadas soperas de salsa Hoisin.
1 chorro de vinagre de arroz.
2 cucharadas soperas de salsa de soja.
2 cucharadas soperas de harina de maíz (Maizena).
2 cucharadas de azúcar moreno.

   Preparación: 
En primer lugar cortaremos las pechugas de pollo en dados y las salpimentaremos. En tres boles o platos hondos pondremos, respectivamente, la harina, el huevo y los copos de maíz machacados.


Pasamos cada trozo de pollo primero por la harina, luego por el huevo y luego por los copos y los vamos repartiendo por la bandeja de horno (forrada de papel de horno, para que no ensucien mucho). La idea es hornear los trocitos de pollo durante unos 15 minutos a 180º C (con el horno previamente caliente) con calor por arriba y por abajo. Así conseguiremos que el pollo se haga por dentro, quedando tierno, y que la costra quede crujiente.


Mientras vamos haciendo la salsa. Para ello, en una sartén tipo wok ponemos a calentar el agua, el vinagre y el azucar moreno. Cuando empiece a hervir añadimos la harina de maíz, movemos para disolver y agregamos la salsa de soja y la hoisin. Volvemos a mover bien para mezclar, esperamos a que se reduzca un poco y retiramos del fuego.
Para presentar el plato, servimos los trozos de pollo y los cubrimos con la salsa. Podéis presentarlo con arroz oriental.
¡Buen provecho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario